Infancia protegida, niños sanos y felices

,
Infancia protegida, niños sanos y felices

La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras existan niños infelices. Albert Einstein

Se estima que por lo menos 357 millones de niños viven en zonas afectadas por conflictos armados en todo el mundo según revela un nuevo informe publicado por Save the Children en 2018.

Casi 150 millones de niños y niñas se encuentran en zonas afectadas por conflictos de alta intensidad, donde podrían correr riesgos de sufrir las seis violaciones graves de los derechos de los niños definidas por la ONU: asesinato y mutilación, reclutamiento y utilización de niños, violencia sexual, secuestro, ataques a escuelas y hospitales y denegación de asistencia humanitaria.

La Unicef estima que en México, el 62% de los niños y niñas han sufrido maltrato en algún momento de su vida.

Cada año, más de 4.5 millones de niñas y niños son víctimas de abuso sexual en México, país que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) tiene el primer lugar a nivel mundial en estos delitos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados del Módulo de trabajo infantil (MTI) 2017 indicando que 3.2 millones de niños en México trabajan en condiciones no favorables.

El 20 de noviembre de 1959, se aprobó la declaración de los derechos de los niños de manera unánime por todos los 78 estados miembros de la ONU. Siendo este el tratado internacional más ratificado de la historia, respaldado por la convención sobre los derechos de los niños en 1989, estableciendo una serie de derechos para los niños, incluidos los relativos a la vida, a la salud, a la educación, a jugar, a estar protegidos de la violencia, a no ser discriminados y a que se escuchen sus opiniones.

El objetivo del Día Mundial del niño es llamar la atención de la población en general sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los Derechos de la infancia y concientizar a las personas sobre la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo de la infancia, debido a que al ser individuos vulnerables le corresponde a los adultos e instituciones proteger a cada niño que hay en el mundo.

Como sociedad podemos cuestionarnos que podemos hacer ante los diversos problemas que afectan a los niños, y las necesidades para establecer las bases de un desarrollo personal, social, cognitivo, afectivo y emocional. Respetando sus derechos como lo es que reciban un nombre, salud, una familia, educación, alimentación, a que no trabajen, a no ser discriminados ni violentados.

La niñez es la primera etapa de la vida y está llena de múltiples posibilidades por ello necesitan tener espacios adecuados para crear sus aprendizajes, un entorno ideal para su desarrollo y crecimiento, brindarles atención, tiempo para desarrollar y fortalecer sus habilidades socio emocionales que serán de apoyo para enfrentarse a los retos que se les presenten y se fortalezca la relación con adultos para poder expresar sus necesidades y logren sentirse seguros.

Cada niño aprende con nuestras actitudes, cuidados, límites y afecto que les brindamos a ellos y a los demás.

Algunos aspectos a reforzar que los psicólogos recomiendan son:

1. Brindar atención y afecto. Los niños necesitan saber que les queremos, que se den cuenta que son lo más importante, mirarlos a los ojos, escuchar con atención cuando nos hablan, trasmitirles seguridad, brindarles una sonrisa, interesarnos
en sus actividades, ayudarlos a identificar y regular sus emociones.
2. Seguridad. La seguridad es de suma importancia para crecer sin miedos, para crecer libres y desarrollar una buena
autoestima que será la base de su bienestar y de su felicidad. Y si desafortunadamente se ven involucrados en algún atropello a su dignidad humana, logren hablar de lo que les sucede para poder darles la protección que necesitan.
3. Límites y consecuencias. Los pequeños necesitan normas, límites que proporcionan y monitorean las figuras de autoridad con su debida coherencia y constancia, para lograr niños con valores, asertivos en su toma de decisiones y sobre todo contribuir a un desarrollo óptimo conductual y de salud mental.

4. Tiempo y respeto. Cada uno de los niños necesita su tiempo para seguir su propio ritmo de desarrollo. Respetemos sus tiempos, cualidades, gustos, aficiones, habilidades, y cualidades personales, es lo que les hace únicos.
5. Valores y cultura. Es deber de los adultos contribuir a la formación de valores y proporcionarles conocimiento que los guíen en su conducta y actuación para la toma de sus decisiones, además de conocer las tradiciones de su contexto lo que ayudará a identificarse personalmente con su entorno.
6. Actividades lúdicas. El juego es la condición natural del niño/a. Potencializa sus habilidades cognitivas, motoras, sociales, afectivas, y contribuye a la resolución de conflictos. Favorecer el juego va a conformar el espacio ideal para su desarrollo óptimo.

La Fundación Beckmann tiene un gran interés en la infancia, es por ello que realiza diferentes actividades dedicadas a los niños fomentando el arte, la cultura y las tradiciones de Tequila, reconoce año con año el esfuerzo realizado en cada ciclo escolar a los mejores promedios, realiza campañas de salud y cuenta con el programa de apadrina un niño, por mencionar algunas actividades. Convencidos que los niños son el presente del país para un futuro con gran éxito.

Es necesario educar hoy a los niños de México para que sean adultos plenos el día de mañana. James Taylor