Todo cambió, palabras de Don Juan Beckmann Vidal

Todo cambió, palabras de Don Juan Beckmann Vidal

Ha sido un año lleno de retos que nadie esperaba, y a pesar de esta contingencia, seguimos trabajando en beneficio de la comunidad. Buscamos nuevas formas y nos reinventamos para continuar con el compromiso de la Fundación Beckmann y de mi familia, de apoyar a los habitantes de la región. La pandemia no nos detuvo para seguir en contacto con los más necesitados, nos reorganizamos y canalizamos los recursos en programas vía online, terapias telefónicas, campañas para entregar despensas y comida caliente a los adultos mayores; nuestros socios formadores se sumaron a la reingeniería, dando charlas profesionales sobre diferentes temas, a través de plataformas digitales. Sí, efectivamente todo cambió, pero no cambió nuestro cariño y compromiso por la gente.

Seguimos creyendo que la educación es el motor para salir adelante, el pilar que ayudará a los jóvenes a empoderarse, a ser quienes transformen México en un mejor lugar para vivir, a que sean los nuevos gobernantes, preparados con una educación de calidad y que sepan tomar las mejores decisiones para nuestro país.

La educación lo es todo. Desde niños tenemos que inculcar y exigir la excelencia, entonces es un reto. Estamos incluyendo modelos innovadores de las universidades más prestigiadas del país. La tecnología que hay detrás del Centro Comunitario de Aprendizaje del Tecnológico de Monterrey, está generando un gran impulso y nos va a ayudar mucho en estos momentos que estamos viviendo. Muchas de estas ideas nacieron y están naciendo con gente del TEC, y ya se han ido permeando en nuestra gente. Pero creemos que tenemos la obligación de hacerlo mejor y complementarlo con la parte musical y la cultura, a través del Centro Cultural Juan Beckmann Gallardo.

Todos estos proyectos contribuyen a que le demos a Tequila un lugar muy muy especial. Que, así como se logró la bebida mexicana por excelencia con el esfuerzo de muchos tequileros, aquí necesitamos contar con el apoyo y compromiso de todos los empresarios.

Mi esposa y yo estamos muy agradecidos con esta bella tierra y seguiremos trabajando por la región junto con mi familia, mis hijos y mis nietos. Mil gracias de verdad, y los invito a que construyamos un México mejor y un Tequila mejor. Y como dicen: “el tequila es sinónimo de México”, por lo que, en Tequila, como destino, somos sinónimo de México en el mundo.